Los bancos se roban con firmas

Israel Lotersztain